Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

jueves, 3 de mayo de 2012

La viuda erótica



Los medios de comunicación utilizan con frecuencia el término “consejo comercial” en lugar de publicidad para mantener a sus seguidores sujetos a la frecuencia o canal en el que transmiten. Todo esto viene a colación de solicitar licencia a los habituales seguidores de El Alfoz y dirigirme a los que ocasionalmente nos regalan con su visita.

Cuando hablamos de teatro clásico (¡Sigue! No lo dejes ahora, lector amigo) la mente  nos sitúa en paisajes idílicos amores románticos y mucho recato. Con Lope de Vega, nada más lejos de la realidad. La comedia “La viuda valenciana” tiene un propósito amoroso sí.  Pero desde el inicio está cargada de erotismo, y he aquí la justificación al encabezamiento de esta entrada, cuyo propósito es, lector amigo, que utilices el “ratón” sólo para cambiar de línea (gracias).

El personaje femenino (Leonarda) quiere tener relaciones sin casamiento, para lo cual urde una trama con el propósito de  llevar  al galán (Camilo) a su casa sin que este la reconozca. ¿Se puede pedir más a principios del siglo XVII?.

Lope, escribió la comedia para su tiempo salvando hábilmente lo licencioso de la obra  con un final que contentase al rey, a la iglesia y a la inquisición. Televisión Española (click para enlazar con la grabación), como no podía ser de otra manera ha traído el teatro a la pantalla de alta definición montado para el espectador del siglo XXI. La obra dirigida por Carlos Sedes, tiene en su reparto a Aitana Sánchez Gijón espléndida en todos los sentidos acompañada de Fran Perea como personajes principales.

A propósito de Lope añadiremos que dedica la obra a Marcia Leonarda este nombre era el seudónimo que utilizaba para referirse  a su amante Marta Nevares, mujer casada con quien mantuvo después de ordenarse sacerdote una apasionada relación.
Insisto en la pregunta: ¿Se puede pedir más?

La viuda valenciana será comentada durante el mes de mayo por el club de lectura del blog La Acequia dirigido por Pedro Ojeda, con la colaboración de blogs y lectores adheridos. Si tras la lectura de estas líneas decides seguirnos en la aventura: se bien venido. Si te animaste y ves el trabajo de Televisión Española espero que disfrutes. En cualquier caso, si has llegado hasta aquí y hemos aportado algo de interés nuestra labor está recompensada.

¡Gracias!. 

14 comentarios:

Myriam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Myriam dijo...

¡Estupenda introducción, Paco!

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Si los programadores de televisión leyeran esta estupenda entrada tuya, programarían más veces el teatro clásico español, Paco.

Asun dijo...

Estoy convencida de que más de uno se animará a ver la obra después de leer tu entrada.

Besos

Aldabra dijo...

Gracias a ti.
Esta vez me enteraré mejor porque ya vi la obra. Y desde luego, tienes toda la razón en titularla "La viuda erótica" porque vaya tele escribir esta obra en aquélla época. El Lope lo tenía muy claro y su protagonista femenina, Leonarda, mucho más.

Biquiños,

Aldabra dijo...

por cierto, Aitana está soberbia. Fran Perea me parece más flojillo.

biquiños,

Merche Pallarés dijo...

Estupenda introducción don Paco. Voy a disfrutar leyendóos :) Besotes, M.

Abejita de la Vega dijo...

El teatro clásico no es lo que la gente se piensa, ni ñoñeces ni cursilerías. Es lo que tú dices tan acertadamente en tu entrada.

En cuanto a lo de "viuda erótica"...¿diríamos lo mismo si el protagonista fuera un viudo valenciano?

Besos

Abejita de la Vega dijo...

El teatro clásico no es lo que la gente se piensa, ni ñoñeces ni cursilerías. Es lo que tú dices tan acertadamente en tu entrada.

En cuanto a lo de "viuda erótica"...¿diríamos lo mismo si el protagonista fuera un viudo valenciano?

Besos

Belkis dijo...

Gracias por la recomendación Paco.
Un abrazo

Estrella dijo...

Seguiré tus comentarios que son siempre tan interesantes.

Saludos, Paco.

pancho dijo...

La intención de divertir y hacer pasar un buen rato al espectador, sin más pretensiones, es tan válida como la de aquellos que nos intentan hacer bucear en honduras. Cosa distinta es la pervivencia del producto. A Lope no parece que le fue mal del todo.

Un abrazo.

Ele Bergón dijo...

Hola Paco,la obra la vi por TVE y recuerdo que me gustó por su frescura y desenfado. Me apetece volverla a ver, así que a ver si saco un poquito de tiempo y lo hago. ¡ No sabía que al estar jubilada tuviese tantas cosas para hacer.

Un abrazo

Luz

Mar dijo...

Menuda introducción, niño... Menuda introducción...

Magnífica.


Un abrazo.