Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

miércoles, 7 de diciembre de 2016

LA CAPACIDAD DE ENTENDER. Don Quijote de Manhattan, de Marina Perezagua


Cuando en la segunda parte del Quijote Sancho consigue que sobrina y ama le dejen entrar en la casa y comunica a su amo que «andaba ya en libros la tan grande como puntual historia de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha» (II, 2), no era consciente de que estaba sentando las bases para futuros viajes de gran envergadura.

El primero fue a Barcelona evitando Zaragoza para no ver amenazada su identidad por un personaje de otra obra que se dirigía a la capital del Ebro para participar en unas justas.

Cuatrocientos años más tarde don Quijote de la Mancha impulsado por las «divinas leyes de la aleatoriedad», aparece en Manhattan.

Caballero y escudero llegan de la mano –o con la complicidad– de Marina Perezagua un tanto desconcertados pero, con la también divina capacidad «de entender un idioma que nunca antes habían escuchado», a una boca de metro:

        -Mira Sancho amigo –dice don Quijote señalando una pancarta– Jesús te ama.
    -No es necesario que traduzca vuestra merced –dijo Sancho– ya lo he entendido.


Y así, de esta guisa, recorreremos en un primer intento con la pareja cervantina y Marina Perezagua de cicerone, las calles de Nueva York desde Queens hasta las Torres Gemelas.

4 comentarios:

Myriam dijo...

Ya lo comencé a leer y.me está gustando mucho: está muy bien escrito y es divertido.

Besos

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Veamos hasta dónde nos llevan estos dos personajes tan queridos por nosotros, Paco. Promete la experiencia, ¿verdad?

La seña Carmen dijo...

Se nota que somos españolitos y que eso de hablar y entender las lenguas siempre nos produce admiración, je je.

Sabemos que tanto don Quijote como Sancho eran capaces de entender el catalán, un poco más allá de las convenciones literarias, así que poco ha de extrañarnos que se manejen bien en inglés. ¿Aparecerá el espanglis en la novela?

Abejita de la Vega dijo...

Andarán en libros y no dejarán de sorprendernos.
Un abrazo Paco.