Reflexión

Cuando se tienen problemas de comprensión e ignorancia hay que resolverlos con lecturas nuevas y apropiadas. (Miguel Delibes).

domingo, 27 de enero de 2013

Pio Baroja, La lucha por la vida. Ruralismo y servidumbre.



Desde  la perspectiva que proporciona la introducción de   Mala hierba, segunda parte de la trilogía "La lucha por la vida" de Pío Baroja, que desde el club de lectura de La Acequia dirige el profesor y amigo Pedro Ojeda,  la –posiblemente calenturienta- mente de este desocupado lector se asoma a  referencias históricas.

A partir del siglo III de nuestra era, las antiguas ciudades fueron perdiendo protagonismo en beneficio del campo, la urbe entró en decadencia en beneficio del agro. Recintos amurallados fueron  invadidos por campos de cultivo y rebaños que servían de asiento a sedes episcopales anunciando  ya, el modelo de ciudad medieval. La revalorización de la tierra como forma de riqueza, hizo que la sociedad evolucionara en función de la villa rústica.

Con el crecimiento europeo a partir del siglo X la ciudad reaparece y se desarrolla. Más tarde absorberá al campo.

En La lucha por la vida (insisto, apenas atravesado su umbral) se capta la pérdida de contacto con la sociedad rural, y por qué no, una crítica a la ciudad moderna en el tránsito de los siglos XIX al XX, a través de sus protagonistas.

Quiero invitar a cuantos visiten el espacio de El Alfoz, a sacudirse conmigo la pereza y participar en esta gratificante empresa.

2 comentarios:

Paco Cuesta dijo...

Mi agradecimiento a:
-carmen parra
-Flor de la edad
-RAFAEL H LIZARAZO
-Lorena Ledesma
-Mans
-purplerain
-Fus Fus Fus
-Estrella
-Luzmaría Jiménez Faro
-mj
Pasaré por vuestros sitios.
Un abrazo, Paco

Pedro Ojeda Escudero dijo...

La sociedad que retrata Baroja en La Busca es exactamente eso: una sociedad que aun no sabe vivir en el mundo urbano, que todavía no es lo suficientemente grande como para acogerlos a todos.
Gracias por esta aportación, que amplía la mirada.